Kit de cosas para bebés recién nacidos

kit para bebe recien nacido

Puede que alguna futura mamá con tiempo y organizada ya tenga pintado su cuarto, la cuna y el cambiador montado y todos los complementos de decoración como lámpara, estor o mesilla ya colocados. Pero para muchos son malos momentos para comprar todas las cosas para bebes porque aunque los niños llevan “un pan bajo el brazo”, también traen una larga lista de necesidades.

Así que nuestro primer consejo es que preguntéis a la familia y amigos si disponen de alguna cosa que podáis aprovechar y ahorrar una buena cantidad de euros. Hoy en día, también disponéis de tiendas on line e incluso físicas donde los productos de segunda mano se ofrecen en unas condiciones tan buenas que parecerá que vas a estrenarlos.

Si no estás interesada en ninguna de estas opciones porque quieres estrenar los artículos más modernos del mercado, coger lápiz y papel porque la lista de “imprescindibles” puede resultar algo más larga de lo esperado.

En primer lugar, haremos una lista de las cosas que incluso tendrás que llevar al hospital y que ya por sí solas ya suponen un buen desembolso:

1- La silla para el automóvil. Infórmate muy bien sobre todos los modelos, ya que en la actualidad hay una gran controversia entre sí llevar al niño sentado en el sentido de la marcha o al contrario.

2-  Debes de tener preparado los siguientes artículos:

  • 6 pijamas (preferentemente de abrochar con cremallera o corchetes, evita los botones ya que son más incómodos y se tarda más en cerrarlos)
  • 2 gorros suaves para la cabeza
  • 1 conjunto para su primera puesta en escena (la salida del hospital o la primera visita que hagas)
  • Una toquilla o mantita suave para mantener calentito al bebé en brazos.
  • 6 baberos de algodón por si el bebé tiende a regurgitar mucho después de las tomas y algunas gasas de tela o coquetos paños de eructo para evitar mancharse.
  • Tijeras o cortador de uñas y limas.
  • Patucos y camisetas interiores si la estación lo exige.
  • Un cambiador portátil. Es bueno acostumbrarse a cambiar de pañal al niño sobre una superficie plastificada. Justo el día que no lo hagas se le escapará …
  • Un recipiente para el baño (desde una bañera de plástico a la sofisticada combinación de bañera cambiador todo en uno). Una esponja natural y un jabón suave. Un truquito de mamá experimentada: ten siempre a mano un bote de aceite del árbol del té. Tiene miles de aplicaciones para el niño durante toda su infancia.
  • El cochecito de bebé (prepárate porque suelen tener unos precios escandalosos) y un bolso de maternidad bien chulo porque vas a lucirlo en todas las salidas y paseos.
  • Detergente especial para el lavado de las delicadas prendas de bebé.

Si has optado por la lactancia natural, las cosas se simplifican bastante:

Necesitarás, 2 ó 3 sujetadores de lactancia, algodones protectores, un cojín de lactancia y un sacaleches manual o eléctrico para descargar el pecho o para guardar futuras tomas en las que la mamá no esté presente. Si por el contrario, la crianza es con fórmula prepara una buena cantidad de biberones y un esterilizador potente.

Según si hayas decidido que duerma en su propia cuna o te apuntes al “colecho”, necesitarás al menos las siguientes cosas: Un par de cubre colchones impermeables tanto para cuna como cama, un saquito de dormir (la mejor manera de que no se destape), un vigilabebés para controlarlo mientras duerme y un quitamiedos o luz suave.

Por último. visita el supermercado y hazte con una buena cantidad de pañales y toallitas porque os aseguramos que no darán tiempo a caducar…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *